Sobre FERMAX

En Fermax nos dedicamos a diseñar, fabricar y comercializar porteros, videoporteros y controles de acceso. El producto de FERMAX se vende a través de los almacenes de material eléctrico de todo el país. Así aseguramos que el instalador eléctrico o de telecomunicaciones de cada ciudad tiene el producto en stock para ofrecer un servicio muy rápido.

Los porteros electrónicos, videoporteros y equipos de control de accesos son nuestra especialidad. Son equipos universales que se pueden instalar en todo tipo de aplicaciones: en puertas de viviendas o de oficinas, de garajes o de fábricas, ya sea para instalaciones grandes o pequeñas, para pocos usuarios o para miles. En Fermax sabemos cómo controlarlas, cómo abrirlas y, lo más importante, cómo comunicar el interior con el exterior.

En España somos la marca más prestigiosa (lo dicen los profesionales) y la más vendida (lo dicen las estadísticas) en el sector de porteros y videoporteros. Y en el resto del mundo también tenemos una buena reputación. Sobre todo en Oriente Medio y en Asia, donde las grandes compañías promotoras y constructoras y los estudios de arquitectura saben que podemos trabajar junto a ellos en esas sofisticadas obras que construyen. Investigamos a su lado y logramos siempre buenos resultados. Europa y África son para nosotros mercados cercanos y maduros donde nuestros equipos son reconocidos por su diseño y fiabilidad.

Fermax es una empresa familiar que ha ido creciendo y expandiéndose por todo el mundo. Hoy, nuestra empresa tiene filiales u oficinas comerciales en Reino Unido, Francia, China, India, Dubai, Singapur, Polonia, Rusia, Colombia, Vietnam, Bahrein y República Eslovaca. En el resto de los países en los que se venden nuestros productos (hasta 65), trabajamos con distribuidores.

Tenemos la fábrica principal y la sede central en Valencia, que fue el lugar donde nació la empresa en el año 1949 y desde donde nos gusta trabajar. La compañía la fundó Fernando Maestre, un amante de la radio y de la electrónica, que comenzó entonces a fabricar un intercomunicador como los que se veían en las películas del agente 007. Pronto llegaron los antecedentes del actual portero electrónico y luego los primeros porteros. Aquellos aparatos hoy nos provocan una sonrisa, pero eran ya una muestra de lo que siempre ha querido hacer Fermax: aplicar la tecnología punta a la vida cotidiana. Para hacerla más sencilla, más amable, más segura.

Si quieres saber más detalles de la empresa y sus productos, puedes consultar también la web que tenemos para los profesionales en http://www.fermax.es