Cambia a videoportero

¿Quieres ver quién llama a tu puerta? Es fácil. En solo tres pasos puedes tener tu nuevo equipo. Sin albañiles. Sin complicaciones

Paso número 1: Cambiar la placa de calle

La placa de calle que hay junto a tu puerta se sustituye por una nueva que tiene una cámara en color integrada. Si alrededor de la nueva placa quedan señales de la antigua instalación porque era muy antigua, no hace falta que intervengan albañiles y pintores, podemos poner un marco embellecedor a juego.

Paso número 2: Cambiar el teléfono por un monitor

El antiguo portero electrónico de tu casa, que solo te permitía oír, se cambia por un moderno monitor. Puedes elegirlo en blanco y negro o en color. El monitor es plano y se cuelga en la pared ocultando las señales del antiguo equipo.

Paso número 3: Revisar el cableado

Tu instalador revisará los cables que hay entre la puerta de la calle y tu vivienda. Probablemente servirán los mismos o bastará con sanearlos. Para ello hemos creado la tecnología VDS, para que la instalación sea rápida, limpia y fiable.

Más sobre la instalación y montaje de un videoportero