El videoportero necesita micrófono y altavoz de gran calidad

El altavoz y el micro permiten tener una conversación cómoda entre la calle y la vivienda, aumentando la seguridad en el interior. Por eso Fermax los cuida especialmente.

El altavoz que incorporan nuestras placas de calle es elíptico, un producto de alto rendimiento y máxima fidelidad que te permitirá reconocer la voz de la persona que te atiende. El “sonido Fermax” es un de nuestros orgullos.
En cuanto al micrófono del equipo, debe ser capaz de recoger la voz y llevarla de forma nítida hasta el monitor instalado en la vivienda. Por eso el que incorporan nuestras placas es de alta sensibilidad, de forma que discrimine el sonido próximo de los ruidos que pueden producirse alrededor (tráfico, obras, etc).